Presentación

Comienzo este blog un momento impertinente y complicado. En plena "crisis" económica, al menos en España. Época donde hay que usar más la imaginación para resolver los problemas y, aún más la valentía y el coraje para cambiar lo que es ineficiente, rígido u obsoleto.
Mi intención es ir colocando artículos, quizá la mayoría explicativos, algo didácticos, mezclando ciencia, sociología, política, economía, arte, salud y humanidades con el necesario humor e ironía para no perder el norte de la moderación epicurea o taoista que nos libra del pesimismo cargante o el optimismo ingenuo.
Su título es autoexplicativo. En un determinado momento de mis estudios de medicina influido por la pasión de algunos profesores, se encendio en mí una pasion propia: decidí que era más importante dedicarme a mejorar la salud de las poblaciones y si podía, con empeño, a mejorar la salud social y por ello me forme en Salud Pública y gestión sanitaria.
Y nuestra salud social está regular, aunque no tan mal como nos quieren hacer creer. Las cotas de decencia se mantienen medio altas y las de indencencia lo suficientemente vivas para, aún no siendo mayoría, joder al prójimo de manera indecente. La ignorancia es un mal endémico en parte de la población del mundo, y estoy usando el término en sentido amplio, pero también hay una buena porción de sabiduría y un mínimo de genialidad para permitirnos creer en un proceso de avance y mejora de nuestra raza. Ojala así sea.
Espero contribuir desde mi trabajo y estas modestas reflexiones a que al menos algunos entendamos que, como decía Einstein, no podemos prentender conseguir resultados distintos haciendo siempre lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada